Etiqueta: pajarita

Bond & Burlington: “No hay cuello para tanta pajarita”

Sin categoría

Bond & Burlington: “No hay cuello para tanta pajarita”

Javier G. Arozena, uno de los artífices de Bond&Burlington.
Javier G. Arozena, uno de los artífices de Bond&Burlington. Foto: Jordi Domènech

Después de prolongadas migraciones, las pajaritas vuelven a revolotear el armario y anidar en los cuellos más estilosos como accesorio de uso cotidiano. Es la propuesta de Bond&Burlington, un tándem creativo formado por el bailarín Javier G. Arozena y su socio, el arquitecto argentino Adán Yenerich que han revolucionado, en poco más de un año, este complemento tradicional, con sus arriesgadas propuestas basadas en la investigación de texturas y materiales. B&B rompe códigos en el vestir, todo vale porqué “es cuestión de actitud”.

Entrevisto a Javier en el taller de Barcelona y a Adán vía Skype, su forma más habitual de comunicación. Entre una generosa colección de muebles vintage, gallos de Barcelos y fotografías de Edward Steichen me explican la esencia de Bond&Burlington, un cóctel de identidad, artesanía y creatividad.

Bond&Burlington revoluciona las pajaritas tradicionales y las concebe como un complemento de uso diario.
Bond&Burlington revoluciona las pajaritas tradicionales y las concebe como un complemento de uso diario. Foto: Jordi Domènech

Bond and Burlington. Parecéis una pareja de espías ingleses…

Javier- Buscábamos un nombre relacionado con lo británico y crear así una historia que contar entorno la marca. Como no nos salía nada empezamos a navegar en el Google Maps. Durante tres días recorrimos las calles de Londres pensando dónde colocaríamos nuestra tienda ficticia si pudiéramos elegir el sitio. Así fue cuando encontramos una pequeña esquina en medio de la milla de oro londinense. Un cruce entre Bond Street y Burlington Gardens. Nos gustaron los nombres y los pedimos prestados. Nacía la marca B&B.

Un bailarín y un arquitecto. ¿Cómo se convierten en ‘pajariteros’?

Adán- Empezó como un hobby. Fuimos a una boda de unos amigos con unas pajaritas hechas por nosotros mismos y fueron un éxito total.

Javier- Buscábamos modelos originales y no encontrábamos ninguno que nos gustara y sin saber demasiado de confección hicimos nuestros diseños. Gustaron tanto que empezaron a venir los encargos…

… y  ¡el negocio!

Javier- Si, partimos de una situación adversa pero aún así, vimos una oportunidad de negocio. Hay que salir de esa desidia que genera la crisis y apostar por la creatividad como recurso para salir adelante. En tan solo unos meses hemos aprendido la profesión i ahora estamos en proceso de gestionar la empresa.

En el taller de Bond & Burlington en Barcelona. Javier colecciona muebles vintage.
En el taller de Bond & Burlington en Barcelona. Javier colecciona muebles vintage. Foto: Jordi Domènech

¿Cómo aprendisteis la profesión?

Javier- ¡A través de Internet, es una gran escuela! Yo sé coser gracias a mi madre. El resto se trata de interpretar patrones, investigar en texturas y marcar la diferencia con los materiales y las telas que encontramos en tiendas vintage o sitios especializados. ¡Son pajaritas 100% artesanas!

Os chifla el color.

Javier- La verdad es que las pajaritas no pasan desapercibidas. Al principio le teníamos tirria al negro porqué todo el mundo nos las pedía. Ahora intentamos combinar una colección muy colorida con una más monocroma para satisfacer todos los gustos. En verdad vamos a la nuestra, adquirimos las tendencias que nos apetecen y según la persona.

Más allá del algodón y la seda, ¿hay vida?

Javier- ¡Claro! Utilizamos algodón y seda para elaborar las pajaritas pero también otros materiales no tan convencionales como el punto, la lana, el encaje o el cuero. Ahora queremos hacer pajaritas con trocitos de madera, metal o cerámica.

Más allá del algodón y la seda, B&B investiga otros materiales y texturas.
Más allá del algodón y la seda, B&B investiga otros materiales y texturas. Foto: Jordi Domènech

¿Cómo es el hombre que luce una B&B?

Adán- Es un hombre sofisticado, que le gusta destacar y que lleva este complemento como símbolo de distinción.

Javier- La pajarita da un toque de personalidad en el vestir y con Bond & Burlington queremos democratizarla para conseguir que se use más a diario ¿Por qué no se puede lucir en el trabajo o mientras tomas unas cañas con los amigos? ¡Hay que romper el dress code del hombre!

¿Son también complementos femeninos?

Javier- Por supuesto.  De hecho tenemos una línea femenina dónde la pajarita se desvirtúa y genera nuevas propuestas más allá del cuello: como brazalete, collar o broche. En breve, desarrollaremos nuevos productos exclusivamente para la mujer. También tenemos una colección exclusivamente para niños.

Javier se comunica vía Sype con Adán Yenerich, su socio.
Javier se comunica vía Sype con Adán Yenerich, su socio. Foto: Jordi Domènech

Quizás el mercado autóctono se muestre un poco reacio…

Javier- Cuesta de entrada. Quizás también porqué hay una distorsión de las personas que tradicionalmente han llevado este complemento como uniforme laboral (se relaciona con profesiones de servidumbre como camareros o mayordomos) o como piezas protocolarias (profesores universitarios, actores, nobleza…). Se trata de desmitificarlo y adoptar la pajarita en el día a día, como un complemento de uso cotidiano.

… ¿y de puertas afuera?

Adán- Mejor, vendemos mayoritariamente online a países de todo el mundo especialmente a los nórdicos y a los asiáticos.

Javier- También nos pueden encontrar en varias tiendas de Barcelona, Tenerife, Córdoba y en el exterior, en Roma y Buenos Aires.

Y que me decís de las corbatas. ¿Os atrevéis?

Javier- Somos pajariteros aunque estamos abiertos a diversificar el producto. En breve fabricaremos algunas corbatas entre colección y colección de pajaritas. Todas serán estrechas, como nos gustan.

¿Y en el armario?

Javier- En el armario también tengo corbatas: unas cuatro o cinco, pero sin duda, abundan las pajaritas. ¡Quizás tenga una treintena!

Adán- ¡No hay cuello para tanta pajarita!

Javier me coloca una B&B femenina, modelo de la próxima temporada.
Javier me coloca una B&B femenina, modelo de la próxima temporada. Foto: Jordi Domènech