Categoría: Creadores

Suite 13, elegancia sostenible

Creadores

Suite 13, elegancia sostenible

Elena, Alexia y Maria son las diseñadoras de Suite 13
Elena, Alexia y Maria son las diseñadoras de Suite 13. Foto: Marc Gonzàlez Camps

Elena, Alexia y María son “tres almas en una” y Suite 13 es su nuevo lienzo de expresión en el que canalizan su particular manera de entender la moda. Nacida hace unos meses en la capital catalana, esta nueva marca se posiciona dentro del sector ecológico aunque reivindica, a diferencia de sus competidoras, la elegancia del buen vestir con modelos femeninos, de líneas relajadas y aires románticos. Chic francés con etiqueta barcelonesa: una potente alianza comercial.

Suite 13 es ropa ecológica, elegante y exclusiva.
Suite 13 es ropa ecológica, elegante y exclusiva.

Diseño consciente

Suite 13 surgió entre Pamplona, Tudela y Palma de Mallorca, origen de las tres diseñadoras que actualmente residen en la ciudad condal. Son amigas y compañeras de trabajo desde hace años y en 2012 decidieron cumplir un sueño en común: “el de sacar hacia delante una marca que fusionara nuestras inquietudes” detalla Elena. Las tres creadoras hacen bandera de una nueva manera de vestir alejada del mass market impuesto de las grandes cadenas para ofrecer el otro espectro del abanico: prendas de diseño, éticas y exclusivas producidas en pequeños talleres de Barcelona. La verdadera diferenciación es que la ropa de Suite 13 “está pensada para una ocasión especial” explica María. Una boda, un bautizo, una celebración… “cualquier ocasión es válida para lucir una prenda de esta firma” concluye Elena.

Detalles de algunos complementos de la colección
Detalles de algunos complementos de la colección. Foto: Marc Gonzàlez Camps

‘Three Souls in One’, la carta de presentación

Precisamente, en la colección debut de Suite 13 se perciben de forma sutil los estilos de cada diseñadora. “María es sobria y minimalista, Elena es más ‘rockera’ y yo soy excesivamente romántica” comenta Alexia. Unas veinte piezas componen ‘Three Souls in One’ elaborada de forma artesanal a partir de tejidos sostenibles y fibras orgánicas. Destaca la utilización de la seda no violenta “aquella en la que el animal no sufre ningún maltrato” argumenta María. Un valor añadido más y de reflexión de los procesos habituales de obtención de este tejido.

Lookbook de la primera colección: 'Three Souls in One' de Suite 13.
Lookbook de la primera colección: ‘Three Souls in One’ de Suite 13.

En la colección, abundan las faldas, las camisas románticas, las túnicas baby doll y los vestidos de patrones más anchos. La gama de color se mueve entre los nudes y empolvados y un clásico: el binomio blanco-negro con algún metalizado. El espíritu de los años 20 se impregna en la mayoría de prendas aunque sus diseños son atemporales. Especial atención merecen los detalles, presentes en la mayoría de prendas: las pailletes, las cuentas, los estampados dulces y los lacitos –el toque de Alexia-. “La próxima colección sigue una línea de continuidad con la primera” explica María. En este sentido, se añadirán nuevas prendas con bordados, trencitas y otros estampados gráficos y también “nuevos colores como el gris piedra o el aguamarina” detalla Alexia.

Recortes de telas de la nueva temporada. Diseños de inspiración romántica.
Recortes de telas de la nueva temporada. Diseños de inspiración romántica. Foto: Marc Gonzàlez Camps

Una alianza a largo plazo

Actualmente Suite 13 tiene una tienda física –situada en Palma de Mallorca-, algunos puntos de venta en Barcelona y comercializa online. La dedicación no es a tiempo parcial pero no parece ser un obstáculo para Elena, Alexia y María que continúan apostando por el trabajo en equipo en el futuro. “Nuestro lema es ir poco a poco moviéndonos por las zonas que conocemos” comenta Elena. “Sin prisa pero sin pausa y sobretodo, sin imposiciones” continua Alexia. Al fin y al cabo, “la moda es nuestra pasión y queremos disfrutarla a nuestro ritmo” concluye María.

En el showroom de Suite 13 con Maria Almenar
En el showroom de Suite 13 con Maria Almenar. Foto:Marc Gonzàlez Camps

 

Little Lia, la nueva faceta de Beth

Creadores Eventos

Little Lia, la nueva faceta de Beth

Beth presenta Little Lia, su nueva faceta como diseñadora de moda.
Beth presenta Little Lia, su nueva faceta como diseñadora de moda.

Cantante, actriz, blogger, madre y ahora diseñadora de moda.  ¡A Beth no se le resiste nada! Atrás quedaron los concursos televisivos, la experiencia eurovisiva, las canciones teledirigidas y la popularidad en masa. El paso del tiempo le ha sentado bien a la cantante de Súria que se ha sabido reinventar y ha apostado por las raíces de su tierra y las actuaciones de pequeño formato más intimistas.

Mantitas, baberos y sujeta-chupetes, Little Lia es una línea exclusiva de estos tres productos
Mantitas, baberos y sujeta-chupetes, Little Lia es una línea exclusiva de estos tres productos

Ahora Beth da un paso más allá debutando en el mundo del diseño con una línea de complementos infantiles inspirada en su hija Lía. “De la unión entre tres generaciones: abuela, madre e hija nace Little Lia me comenta sonriente en la presentación oficial de la marca en el 080 Barcelona Fashion. “Mi madre me ayuda a coser, yo compro las telas y mi hija es mi musa” detalla. Simpática y cercana, Beth habla sin tapujos y explota astutamente su imagen naíf con cierto halo retro que tanto le funcionó en su último disco ‘Segueix-me el fil’. La dulzura personificada en una firma que refleja su personalidad.

La hija de Beth, Lia con varios modelos de la colección. Imágenes extraídas de Little Lia
La hija de Beth, Lia con varios modelos de la colección. Imágenes extraídas de Little Lia

Mantitas, baberos y sujeta-chupetes, Little Lia es una línea exclusiva de estos tres productos. Toda la producción está creada, diseñada y cosida a mano en casa. Amor, familia y artesanía en una sola marca. La colección se caracteriza por telas, cintas y botones de estampados románticos (flores, cuadros vichy, animalitos…) de estilo vintage adquiridos en mercadillos y mercerías de Londres, Nueva York y Barcelona. Beth huye de los tópicos: “estaba aburrida de asociar el color rosa para niñas y el azul cielo para niños. “¿Porqué no romper moldes?” añade sin perder las formas.

Beth combina Little Lia con la música y el teatro
Beth combina Little Lia con la música y el teatro

Para Beth, Little Lia es una nueva experiencia a tiempo parcial” porqué entre hilos y puntadas, la cantante prepara las canciones de su nuevo trabajo que se publicará en primavera sin dejar de lado la interpretación. Música, teatro y moda para una auténtica todoterreno. 

 

Ecoology, piensa en verde

Creadores

Ecoology, piensa en verde

Eva García, emprendedora y actual propietaria de Ecoology
Eva García, emprendedora y actual propietaria de Ecoology. Foto: Xènia Ferrer

Emprendedora, entusiasta y ecológica. Hablar de Eva García es referirse intrínsecamente a Ecoology. Creadora y marca son una misma alma, un reflejo de la personalidad y unos principios enraizados en el reciclaje, las fibras naturales y la sostenibilidad. Esta pionera del eco-fashion reivindica desde Barcelona una nueva manera de vestir compatible con el respeto al medioambiente y sin renunciar a la calidad. Ecoology es diseño y ecología en una misma prenda. Una filosofía think green que se construye como alternativa al fast fashion y a los actuales hábitos de producción y consumo ‘eco-ilógicos’.

Ecoology también es digital: la ropa se comercializa en Internet y en tiendas exclusivas –cuatro puntos de venta en Barcelona, Girona y Madrid-. Producción artesanal y bajo demanda. Dos años en el mercado y la firma de Eva García sigue mirando al norte, en diseñadores inspiradores como Stella McCartney -la reina del eco-chic– o la feminidad de Diane Von Fürstenberg. Ella es cool a consciencia.

Las prendas están hechas con tejidos ecológicos, orgánicos y naturales
Las prendas están hechas con tejidos ecológicos, orgánicos y naturales. Foto: Xènia Ferrer

Ecoology cumple dos años y ahora te eriges cómo única empresaria al frente de la marca… ¿Te gusta sentarte en el trono?

¡Sí! Ahora soy la única que tira de Ecoology, un proyecto fundado a finales de 2010 por cuatro socias. Mi compañera Carmen se fue a vivir al extranjero –a Cuba- y ahora quedo yo al mando. En esta etapa me he dado cuenta que soy más fuerte de lo que me pensaba porqué creo en lo que estoy haciendo, me gusta y lo estoy tirando hacia delante. Ahora quiero hacerlo más grande.

Mujer de armas tomar…

Yo sigo mi camino. Desde pequeña he querido ser empresaria y tener mi propio negocio. En Ecoology tengo esa oportunidad.

¿Cuáles son los nuevos proyectos?

Actualmente he cumplido un sueño que es tener mi propio espacio en la tienda Coshop de Barcelona. Aquí conviven varias marcas y diseñadores sostenibles con el medio ambiente. Todos producen en Barcelona y comparten los mismos valores éticos. En un futuro, también me gustaría aportar algo a la comunidad colaborando en proyectos sociales.

Algodón, bambú, lana, lino, tejido de leche o de alga... son algunas de las materias primas.
Algodón, bambú, lana, lino, tejido de leche o de alga… son algunas de las materias primas. Foto: Xènia Ferrer

Utilizas materias primas naturales como el tencel, el algodón, el bambú, la lana o el lino… ¿En qué nuevos tejidos orgánicos estás trabajando?

Ahora también trabajo con el tejido de alga –se mezcla algodón y se crea una fibra híbrida- y espero las últimas novedades: ¡los tejidos de ortiga, soja y leche!

En el futuro, ¡vestiremos con fibras de algas, ortigas, soja y leche!

Seguramente. Cada vez se apuesta más por la investigación de fibras naturales. Es un mundo que está en los inicios y tiene un futuro muy prometedor siempre y cuando haya dinero e interés para que se siga desarrollando.

Ecoology fue pionera en potenciar la moda sostenible. En dos años, ¿el mercado español ha cambiado el chip?

Poco a poco. Aún existe desconocimiento y no hay la misma cultura que en los países nórdicos. Nosotras hemos marcado uno de los inicios en el sector y en dos años, la sensibilidad y el interés por la moda eco ha ido in crescendo. Prueba de ello es que han aparecido muchas marcas sostenibles y plataformas que las respaldan. Es el caso de ‘Slow Fashion from Spain’ que da apoyo a los diseñadores eco-fashion. Cuando Ecoology surgió no existía nada de todo esto, empezábamos desde cero.

En la tienda Coshop de Barcelona, un punto de comercialización de Ecoology
En la tienda Coshop de Barcelona, un punto de comercialización de Ecoology. Foto: Xènia Ferrer

Los 90’s fue la década de la ecología y la sostenibilidad. ¿Crees que “lo eco” es una nueva tendencia pasajera?

La moda ecológica viene para quedarse: ya no es una tendencia, sino una necesidad global. Hubo una concienciación en los 90 pero se quedó allí empantanado. Ahora el respeto real al medio ambiente se extiende en más sectores como la cosmética, la gastronomía, la automoción… Pienso que somos consumistas por naturaleza, no podemos evitar comprar, comprar i comprar. Así que vamos a hacerlo de la manera más coherente posible sin perjudicar a nuestro planeta o minimizando daños. Por eso, para mí la moda eco es sentido común.

Muchas veces se asocia la moda como algo banal o superficial. ¿Cómo vinculas la ecología con el sector?

Banal no es la moda, son las personas. Los fashionistas pueden ir locos buscando la prenda de la semana. Para mí eso es superficial aunque respeto la gente que vive a la caza de las últimas tendencias. Yo soy feliz haciendo lo que hago porqué va acorde con mi personalidad. Por lo tanto, intentar ofrecer mi marca a este tipo de gente es perder el tiempo porqué a lo mejor les importa un comino los valores y la historia que hay detrás de Ecoology.

Detalle de una bufanda Ecoology.
Detalle de una bufanda Ecoology. Foto: Xènia Ferrer

¿Y cuáles son esos valores basados en tus principios?

Ecológico, natural, reciclado y además que esté hecho en Barcelona. En Ecoology se respeta al medio ambiente y toda la cadena de producción y fabricación. Son prendas que se han hecho de una forma limpia. Estos son mis valores que transmito en la marca y mis clientes se sienten identificados con ellos.

¡Estás echa una eco-fashion! 

Me siento bastante identificada –sonríe-. Siempre miro las etiquetas de los productos para ver el material, el tejido, el origen de fabricación…  Muchas veces no me he comprado una prenda porqué no estaba de acuerdo con la etiqueta. Creo que es muy importante saber de dónde viene la ropa y que implica lo que llevas. Puestos a consumir yo prefiero comprar cosas de mi entorno para ayudar a la comunidad. En crisis lo necesitamos más que nunca.

Maria Almenar (entrevistadora) con Eva García (entrevistada). Vestidas de Ecoology
Maria Almenar (entrevistadora) con Eva García (entrevistada). Vestidas de Ecoology. Foto: Xènia Ferrer

 

Entrevista: Maria Almenar

Fotos: Xènia Ferrer

Espacio: Coshop. Carrer de Banys Vells, 9. Barcelona

 

Be Wood, Be Palens

Creadores

Be Wood, Be Palens

Òscar Palencia, creador de Palens Barcelona con Maria Almenar
Òscar Palencia, creador de Palens Barcelona con Maria Almenar

Sincero, modesto y autodidacta. Con un punto ‘cachondo’ y confiado. Óscar Palencia es un motivado, un joven inventor de voz cálida y lenguaje desenfadado. En menos de un año ha creado, en su garaje de casa en Alella, la marca Palens o las gafas con montura de madera made in Barcelona. Un producto orgánico y artesanal que simpatiza con los valores del reciclaje sin renunciar a ser cool. La creatividad le viene de familia, en su casa “hay madera de emprendedor”, aunque Óscar se lo toma con relativa modestia.

Actualmente Palens comercializa en 50 tiendas de España y se está enfocando al mercado internacional en países como México, Perú o Brasil –principal proveedor-. La fabricación de las gafas de madera es ya imparable: más de mil en 5 meses y los pedidos continúan in crescendo. Oscar es consciente de todo el proceso y continúa trabajando en mejorar el producto con una cartera llena de nuevas ideas. Las gafas son ya su vida, pura filosofía: “Be Wood, Be Palens”.

Palens Barcelona son las gafas con montura de madera
Palens Barcelona son las gafas con montura de madera

Hace un año y medio en un viaje en Asia me quedé con unas gafas de plástico que imitaban la madera. Repintadas y barnizadas parecían de bambú pero no me molaron. Pensé que de madera natural resultarían más interesantes y me quedé con esa idea.

… ¡y la incubaste!

Empecé a analizar la competencia. Vi que en Australia y en Estados Unidos estaban empezando y que tenían éxito. En cambio, en Europa había un nicho de mercado. Ahí seguí investigando como fabricar los prototipos en mi taller de casa.

¿Tenías nociones de cómo producirlas?

¡Qué va! Pero aprendí el procedimiento. Cuando empezó el proyecto me pensaba que con 500 euros y 30 días lo sacaría todo al mercado y al final no fue ni lo uno ni lo otro. Invertí un año y unos 40 mil euros en maquinaria.

Las Palens Barcelona se producen y fabrican en un pequeño taller de Alella
Las Palens Barcelona se producen y fabrican en un pequeño taller de Alella

Lo tenías bien claro…

No del todo pero arriesgué. Hice un pequeño test de prueba y comercialicé un centenar de gafas en Barcelona: ¡se vendieron al momento! Ahí decidí seguir. Estos meses han sido de llamar puertas y más puertas a los fabricantes y ahora que empiezo a tener revuelo mediático es más fácil. Supongo que he pasado de no ser nadie a ser alguien, pero yo sigo trabajando con lo mío en el taller.

¿Supones? Algo modesto ¿no?

Considero que sigo siendo el mismo de hace un año.

¿Qué tareas desarrollas en tu propia empresa?

Actualmente tengo la destreza de fabricar la gafa de arriba abajo y tengo un equipo de seis personas que me ayudan, la mayoría colegas que trabajan media jornada o completa. Yo hago un poco de todo pero estoy más enfocado a la parte comercial. Dentro de unos meses nos trasladaremos a un nuevo local y podré dedicarme mejor a buscar clientes y pactar con los proveedores. Quiero ser más la cara de la marca y menos la mano.

Òscar Palencia: autodidacta, visionario y emprendedor de Palens Barcelona
Òscar Palencia: autodidacta, visionario y emprendedor de Palens Barcelona

¿Cómo vendes las gafas? ¡Hazme de comercial!

Palens son gafas de sol con montura de madera made in Barcelona. Soy un emprendedor joven y esto llama la atención porqué los negocios de toda la vida están cerrando. Les dices que haces gafas de madera exclusivas y la gente flipa… Lo asocian a valores ecológicos y de vuelta a los materiales tradicionales. Y con el valor de la artesanía lo acabas de redondear. ¿Te he convencido?

¿Por qué de madera?

Porqué todo lo demás ya existía. Cada gafa está hecha a mano y es diferente. No hay dos monturas iguales porqué la madera es irregular: se notan los anillos, la vida del árbol que era antes. Es un producto vivo que se ha transformado. Hay una historia, una filosofía, una raíz, un origen… ¡Es guay y a mí me gusta!

Te veo motivado…

¡Yo sí! ¡De la vida y de las gafas de madera! –lo explica enérgicamente-.

Varios modelos de Palens Barcelona
Varios modelos de Palens Barcelona

¿Cómo ves tu futuro?

Como educador social ya te digo que no. Mi futuro es Palens, no es un negocio pasajero. Vamos, ¡ni de coña! Ahora estoy estudiando incluir las lentes graduadas en las monturas, buscando nuevos modelos y otras maderas: cómo ¡la de las tablas de skate! Mi intención a finales de febrero es irme a Milán y abrir más mercado europeo e internacional.

Por cierto, Palens viene de…

De Palencia –su apellido- , Palens. Es cómo me llaman mis amigos y la marca va ligada a ellos. Hay otros nombres relacionados como el modelo Noli, que viene de panoli, Viti por la diseñadora o también un homenaje a mis ex novias con los modelos Waldi y Varling.

¿Tus ex se compraron los modelos Palens que les dedicas?

¡¡¡Nooo!!! Ni una ni la otra. Soy mal comercial con ellas –sonrisa de complicidad-. Ahora, mis novias son las gafas.

 

Palens Barcelona, las auténticas gafas de madera
Palens Barcelona, las auténticas gafas de madera

 

Agradecimientos:

 

Òscar Palencia: por abrirme de par en par tu taller-garaje de Alella, la primera sede de Palens Barcelona

Fotos: Marc Gonzàlez Camps.

Andres Gallardo, la  jungla de porcelana

Creadores

Andres Gallardo, la jungla de porcelana

Marina Casal y Andres Gallardo forman el binomio perfecto en una marca de joyería que esculpe delicias de porcelana
Marina Casal y Andres Gallardo forman el binomio perfecto en una marca de joyería que esculpe delicias de porcelana. Foto: Marc Gonzàlez Camps

Articulo inspirado en la canción “Safari Disco Club“, de Yelle

Una pantera acecha sigilosamente su presa. Escondida detrás de la vegetación espera un segundo de distracción para desgarrar sin piedad el blando cuello de la víctima. ¡Zas! Un momento salvaje, efímero y frágil. En esta historia ficticia se oculta la esencia de Andres Gallardo, una singular marca de joyería que labra pequeños caprichos de porcelana.

Sentidos agudizados con mentes resolutivas. Andrés Gallardo y Marina Canal forman un binomio excepcional. Son dos cazadores curtidos en el sector, que rastrean las piezas de cerámica más valiosas en mercadillos y luego, mediante un proceso de destrucción-construcción les dan una nueva vida adaptada a las demandas de un sector ávido de novedad y transgresión. ¡Una apología al reciclaje! Actualmente, la fórmula de Andres Gallardo está en proceso de internacionalización y cada vez son más, los cuellos, muñecas y dedos que exhiben -sin pudor- los trofeos de porcelana de la marca. Entre ellos la mismísima Lana del Rey que sucumbió a su poder de atracción. Andrés y Marina quitan hierro a la avalancha mediática, lo suyo es el trabajo “sin prisa pero sin pausa”.

Entrevisto a Andres Gallardo en la tienda de Helena Rohner en Barcelona. Espacio en el que colabora de nuevo para presentar su colección Jungle Bloom y la inédita Bird Day Party.

Muestra de la colección inédita 'Bird Day Party' en la tienda de Helena Rohner
Muestra de la colección inédita ‘Bird Day Party’ en la tienda de Helena Rohner. Foto: Marc Gonzàlez Camps

 ‘Once Upon a Time’… ¿cuál es el inicio de la historia de Andres Gallardo?

La idea surgió hace casi dos años, en un mercadillo de Berlín cuando nos topamos con una serie de piezas antiguas de porcelana. Desde siempre que tengo una fascinación muy fuerte por este material y pensé que podría funcionar utilizar las figuritas en accesorios como collares.

Cuéntame que encontraste…

Cabezas rotas, manos de muñecas antiguas, gatos… ¡Un caos! Piezas únicas y sueltas un poco grotescas…

¡Puro fetichismo!

Si, bastante. Me gusta ese punto siniestro de la porcelana, me llama mucho la atención

Decidiste dedicarte al diseño de joyería sin estar especializado. ¡Bravo!

Tenía 11 años de experiencia en el sector moda después de varios trabajos en Juan Duyos, Bimba y Lola y otras marcas… A parte de eso, siempre hacía creaciones paralelas como hobby. Con esta idea empecé a investigar cómo tratar la porcelana para convertirla en piezas de joyería porqué no tenía ni idea de cómo hacerlo. En este proceso también se incorporó Marina Casal, socia y amiga de anteriores trabajos. Le propuse trabajar en equipo y creamos juntos este negocio.

Andres Gallardo interactua con la flora y la fauna con pequeñas obras de arte de porcelana
Andres Gallardo interactua con la flora y la fauna con pequeñas obras de arte de porcelana. Foto: Marc Gonzàlez Camps

Un hobby convertido en un negocio internacional. ¡Un proyecto catapultado al éxito!

Empezamos a hacer lo que nos gustaba, lo que nos apetecía. Ni siquiera pensábamos en vender y al principio nos compraban nuestros amigos. Lo que pasa es que a veces estás en el sitio adecuado con la persona adecuada y tienes muchos satélites que giran alrededor: amigos y compañeros de la profesión que te ayudan. Al cabo de unos meses se disparó y en poco tiempo fue una locura. ¡Es una locura!

¿Os da la sensación de estar en el top?

Si, la verdad es que ha ido todo muy rápido sobretodo en los medios de comunicación españoles. En el extranjero ahora nos empiezan a conocer.  De todas formas intentamos ir muy tranquilitos ya que nos da un poco de miedo la idea de cansar y aburrir. Por eso queremos tomarnos el éxito con calma y seguir evolucionando hacía nuevos conceptos y haciendo nuevas piezas que gusten. Queremos seguir impresionando. Así que… poquito a poco.

Que Lana del Rey sea embajadora eventual de la marca, ayuda…

Por supuesto, no hay que obviarlo y ha ayudado mucho en la difusión. Es evidente que nos sentimos muy ilusionados cuando Lana del Rey escogió llevar en portada de una revista –S moda de El País– nuestro collar del águila azul. Era la única prenda que lucía ¡y fue un halago! Aún así no le damos más importancia porque somos conscientes que nuestro público mayoritario es anónimo y es ahí donde queremos ir. Nos sentimos más identificados cuando vemos una señora de 60 años, un chico o una jovencita con un Andres Gallardo en el cuello.

¿Os sentís afortunados?

Totalmente.

Un collar parecido a este lucía Lana del Rey en la portada de una revista
Un collar parecido a este lucía Lana del Rey en la portada de una revista. Foto: Marc Gonzàlez Camps

Convertir la porcelana en un material de lujo. ¿Vuestra principal clave del éxito?

La clave es que lo que hemos hecho tiene un punto de novedad –casi- inexistente en joyería. Coges una figura de porcelana la rompes y de ahí sacas un collar. Aunque lo más importante es ser fiel a lo que te gusta, a tus ideas y seguir en la misma dirección. Tenerlo muy y muy claro. Es importante no dejarse llevar por las modas y pensar muy buen lo que quieres hacer para que luego se identifique contigo.

Ser auténtico, en definitiva…

 Supongo –sonríe-. Que en lo que hagas seas bueno, te identifique y que guste.

Aún así, hay el riesgo del plagio como hizo por ejemplo, la diseñadora Ana Locking en la última pasarela Mercedes-Benz Fashion Week

Que te copien o se inspiren en la marca es bueno. Eso quiere decir que lo que haces es transgresor y se le ve un futuro. De todas maneras no le damos mucha importancia. Lo que pasó ya está olvidado y no nos enfadamos. Todos hemos tenido referencias y nos hemos inspirado en varias propuestas de diseñadores. Aún así, es importante saber cómo encauzar cada influencia para evitar copiarla tal cual.

Un collar de la colección Jungle Bloom. Naif con un punto salvaje.
Un collar de la colección Jungle Bloom. Naif con un punto salvaje. Foto: Marc Gonzàlez Camps

¿Con qué marca o diseñador os gustaría colaborar?

¡Con muchos! Somos super fans de Comme des Garçons, de Delfina Deletrez… Tiene un punto surrealista flipante y pertenece al linaje de los Fendi, un gran referente para nosotros.

¿Y con Lladró?

Desde el principio lo pensamos… sería como un sueño. Nos vemos muy capaces de coger esa estética, su estilo particular y llevarlo a nuestro terreno. ¡Tiene ese punto kitsh que tanto nos gusta!

Maria Almenar entrevista a Andrés Gallardo y Marina Canal en la tienda de Helena Rohner de Barcelona
Maria Almenar entrevista a Andrés Gallardo y Marina Canal en la tienda de Helena Rohner de Barcelona. Foto: Marc Gonzàlez Camps

¿Cuál es vuestra relación con la porcelana?

Es una relación de amor. Siempre nos han gustado las antigüedades y en especial porqué en general imitan varios elementos de la naturaleza a través de figuras animales. ¡Nos llama mucho la atención, desde siempre!

¿Qué os transmite este material?

Es un material de calidad, muy noble y puro. Es como nuestro oro, un material de lujo.

… y frágil y quizás ¿efímera?

Si, es fácil que se rompa a trozos. Las pasamos canutas cada vez que tenemos que agujerear la pieza. Es un material delicado y una vez roto se transforma.

Panorámica dels joyas de Andres Gallardo en la tienda Helena Rohner de Barcelona.
Panorámica dels joyas de Andres Gallardo en la tienda Helena Rohner de Barcelona. Foto: Marc Gonzàlez Camps

En todas vuestras colecciones siempre hay una interacción entre fauna y flora. ¿Un diálogo animado?

Desde niño siempre me ha atraído el mundo de la selva: vegetación exuberante, animales salvajes… También la interacción entre ellos como animales humanizados que cuentan historias a través de sus vivencias y relaciones. Se enamoran, se matan a mordiscos, se necesitan… Creamos una historia diferente en cada pieza de manera que haya algo de comedia y drama. Naif en su esencia pero… con un punto salvaje.

Vaya, como una obra teatral expuesta en el cuello.

Me gusta. Es una manera singular de verlo…

Por cierto, en vuestros cuellos no veo ni elefantes, ni flores ni panteras…

¡Cierto! Yo llego un collar de la marca Dorigato, una amiga nuestra. Marina no se acuerda de la marca del suyo. ¿Quizás una firma francesa?

¡En casa del herrero, cuchillo de palo!

 

Gabriela Basso: “Las piedras son un mundo”

Creadores

Gabriela Basso: “Las piedras son un mundo”

Gabriela Basso es la diseñadora de Ela Joyas, joyería energética de lujo.
Gabriela Basso es la diseñadora de Ela Joyas, joyería energética de lujo. Foto: Marc González Camps

Viajera, decidida y emprendedora. Culta y refinada, con un atisbo de rebeldía. La diseñadora Gabriela Basso siente una auténtica fascinación por las piedras preciosas y las propiedades que se derivan de ellas. Es tal su pasión que abandonó la moda y a su mecenas, Óscar de la Renta en Nueva York, para dedicarse en cuerpo y alma al mundo de la joyería creando Ela, una marca de lujo que imprime su personalidad con diseños únicos y elaborados al detalle.

Ela es el crisol de varias experiencias a la India, México y Marruecos dónde Gabriela se empapa de las nuevas corrientes artísticas y las técnicas artesanales autóctonas para luego, plasmar esa esencia en varias colecciones, cargadas de creatividad, artesanía y exclusividad. La piedra es la protagonista y se funde sutilmente con el diseño. Fuerza y frescura a partes iguales.

Detalle de algunas creaciones de Ela Joyas en el showroom de Barcelona
Detalle de algunas creaciones de Ela Joyas en el showroom de Barcelona. Foto: Marc González Camps

Entrevisto a Gabriela Basso en el showroom de Ela en Barcelona. Un exótico museo adornado con joyas, estatuillas y otras obras de arte.

¿Cuándo decides emanciparte de Óscar de la Renta?

Fue en el año 2000 después de unos años empapándome de todo el show business de la moda en el departamento de diseño en su oficina central de Nueva York.

Un riesgo…

Tenía claro que quería dedicarme al diseño de joyas y Óscar me dio un empujoncito para apostar por lo que quería. Compartimos la afición por las piedras y sus propiedades. A través de él conocí a un hindú que pertenecía a la séptima generación de una familia de joyeros de la dinastía mogol y me invitó a la India –a Jaipur- para descubrir cómo se trabajaban las piedras.

Óscar de la Renta como mecenas, ¡esto es caché!

Conocí a Óscar cuando estudiaba en Madrid en el Instituto Europeo del Diseño (IED) y me fichó por qué le gustó mi tesis especializada en cuerpos, tejidos y la influencia de las piedras en el estado de ánimo. En Nueva York, Óscar me abrió las puertas a la moda y luego cuando decidí emprender mi propio camino, me animó a hacerlo. Sin duda, ha sido como un tutor.

En Ela Joyas el significado de las piedras es tan importante como el diseño.
En Ela Joyas el significado de las piedras es tan importante como el diseño. Foto: Marc González Camps

 

¿Qué te llevas de esa experiencia en Nueva York?

¡Uff! Absorbí toda la parte creativa. Aprendí a saborear la moda: a descubrir cómo se mueven los hilos, a aprender todo el proceso de creación de las piezas y entender su engranaje, a distinguir la calidad de los tejidos, la importancia de los acabados, los detalles… ¡Era un ritmo feroz pero fascinante!

Defines ‘Ela’ como joyería energética de lujo.

Sí. Una joya de diseño tiene una composición de materiales (oro, plata…) y piedras preciosas o semipreciosas. A ti te puede gustar una joya por el diseño pero también es interesante saber que hay detrás de la gemma: qué tipo de piedra es y qué propiedades tiene. Mi intención es profundizar más allá del diseño.

Por lo tanto, las piedras son más que un adorno corporal…

¡Las piedras son un mundo! Toda la historia desde donde vienen hasta donde acaban. Cada piedra transmite un estado de ánimo, una emoción o un sentimiento. Tienen fuerza y su energía se puede potenciar con la combinación de otras.

Gabriela Basso trabajó con Oscar de la Renta antes de crear su propia marca.
Gabriela Basso trabajó con Oscar de la Renta antes de crear su propia marca. Foto: Marc González Camps

¿Cuáles son las alianzas más comunes?

Una turmalina negra con un cuarzo blanco, una aguamarina con un rubí, una cornalina con una esmeralda… depende de las necesidades del cliente. Las piedras tienen un componente emocional inconsciente, sin saberlo te atraen en determinados momentos.

Para propiciar el optimismo, ¿qué tipo de piedras recomiendas?

He diseñado un brazalete protector que es la combinación de las ocho piedras con más fuerza que impulsan al éxito. Está compuesto por malaquita, ojo de tigre, hematites, pirita, amatista, turmalina negra, cuarzo transparente y turquesa. ¡Con esta combinación tienes energía de sobra!

Cada piedra posee una propiedad que varía en función de las emociones o los estados de ánimo.
Cada piedra posee una propiedad que varía en función de las emociones o los estados de ánimo. Foto: Marc González Camps

¿Tienes más amuletos protectores?

Sí. Llevo el anillo de compromiso que me diseñé, un rubí que es símbolo de la pasión, un peridoto que es la piedra de mi nacimiento –en agosto- y guardo con mucho cariño un anillo en forma de sello de mi abuela materna, Balbina. Ella fue una persona muy importante para mí y que vivió de primera mano toda la evolución y el proceso de creación de Ela.

Si hay amuletos, hay manías…

Las piedras rotas me dan mal karma. Las descarto de inmediato.

 

Gabriela Basso y Maria Almenar con algunas creaciones de Ela Joyas.
Gabriela Basso y Maria Almenar con algunas creaciones de Ela Joyas. Foto: Marc González Camps

Por cierto, me he fijado que llevas dos pendientes en una oreja. ¿Símbolo de rebeldía?

-Sonríe- Me los hice de joven, un símbolo de una época. Fui rebelde y la esencia continua ahí aunque más moderada. Las cuadrículas y las pautas marcadas no van mucho conmigo.