Categoría: Cultura

Un hogar, cinco destinos

Cultura Decoración

Un hogar, cinco destinos

Westwing

El hogar es un templo personal. Un reflejo del estilo de vida lleno de experiencias y vivencias únicas. No en vano le llaman “el dulce” porque constituye el nido, la más absoluta intimidad. Pasado el verano y a las puertas de la estación más casera echamos una vista a la decoración del que llamamos nuestra casa. Los recuerdos de los viajes y las culturas lejanas toman nuevas formas de vida en espacios transformados que recuperan la esencia de cada país, ciudad o pueblo diferente.

Aquí te propongo cinco destinaciones de ensueño para que puedas capturar su espíritu en tu propia casa. Un recorrido estético y sensorial que nos ofrece Westwing Home and Living en clave de estilos de decoración.

Provenza. Westwing

Provenza: rústico y refinado

Cierra los ojos y piensa en el aroma inconfundible de la lavanda y el sonido relajante de las cigarras bajo el sol. El paisaje sensorial de esta tradicional región del sur de Francia llega al hogar en forma de telas y motivos naturales: ramas de olivo, girasoles y lavandas están presentes en cojines, artículos de decoración y pequeños cuadros. El azul y el amarillo son los protagonistas inspirados en el cielo y el campo. Ríndete a un estilo campestre, rústico y 100% mediterráneo.

Namibia. Westwing

Namibia: salvaje y tribal

Amaneceres dorados entre dunas y atardeceres rojizos entre elefantes. Todo esto y mucho más es Namibia, un país donde los paisajes te embelesan y la naturaleza se encuentra aún en estado puro. En casa, se contagia la riqueza cromática con muebles de madera desnuda y metales trabajados. Elefantes, leones, cebras y jirafas se apoderan de las telas y los estampados para convertir el hogar en nuestro safari particular.

Oxaca

Oxaca de Juárez: hippie y chic

México son muchos países en uno y Oaxaca de Juárez es una de sus ciudades más inspiradoras famosa por su hermosa y colorida arquitectura colonial y sus pequeños mercadillos de artesanía donde se pueden encontrar todo tipo de textiles y muebles de vivos colores. Decora tu hogar con objetos vintage, juega a mezclar texturas y ríndete en general al encanto del color y la artesanía para capturar la esencia de esta ciudad con acento latino.

Marrakech. Westwing

 Marrakech: árabe y étnico

El espíritu árabe marca la decoración inspirada esta ciudad mágica y sugerente. Las tonalidades rojizas, anaranjadas y rosas se apoderan del hogar con artículos de artesanía encontrados en pequeñas tiendas y bazares: alfombras o kilims, una lámpara con delicados arabescos y unos grandes almohadones con estampados originales llenos de colorido que convertirán nuestras salas en una de las hermosas habitaciones de cualquier riad.

Bali. Westwing

Bali: exótico y sereno

La pasión, la espiritualidad y la naturaleza más pura se dan cita en Bali. La denominada ‘isla de los dioses’ es un oasis que combina a la perfección las influencias de diferentes culturas procedentes de India, China o el mundo árabe. La isla indonesia se caracteriza por la energía positiva y la tranquilidad que se respira. Construye tu templo personal con materiales nobles, motivos naturales y muebles orientales que permitan crear espacios diáfanos. En este refugio de paz la consigna es “menos es más”.

A trip to Croatia & Bosnia

Cultura

A trip to Croatia & Bosnia

Tendencias al dente in Croatia

No os engaño si os digo de entrada que este no era el viaje idílico que tenía planificado para el verano. Demasiado cerca, demasiado familiar, demasiado parecido a la cultura mediterránea. Después de descartar a la fuerza San Francisco -Hacienda aún me deba miles de euros- y Amberes -una boda que coincide con la Fashion Week- me quedé un poco desencantada. ¿Y entonces qué hago? ¿Dónde voy? ¿Con quién?

Y ahí apareció mi apreciada Queralt con una invitación a raíz de su participación en el Festival Supertoon de Šibenik dedicado a la animación audiovisual. La respuesta fue inmediata. “Sí, y le añadimos Bosnia” –le dije-. Billetes y listos. ¿Dormir? Sobre la marcha…

Este es un relato de un viaje relámpago pero intenso. Un fire water para mojar los labios que dirían los bosnianos…

Tendencias al dente in Croatia

Day 1 Šibenik

Llegué al minúsculo aeropuerto de Split. Ocho de la tarde, 35 grados a la sombra con la siniestra humedad como compañera de viaje. Sin retrasos por parte de Vueling –milagroso-. Sudor y cansancio. Me embutieron –literalmente- en un autobús rumbo a la capital de la Dalmacia para luego coger otro hacia Šibenik. Bullicio, suciedad, picaresca de puerto y maleantes removiendo las basuras a la caza de los desechos. Esto no me suena a nuevo. Barcelona, Génova, Marsella… las estaciones de autobuses del Mediterráneo son así. 88 kunas más tarde llegué a mi destinación. Allí me esperaba el confort de ver por fin una cara conocida entre tanto rostro impávido. Queralt me hizo un tour rápido por el casco antiguo de la ciudad y me presentó a sus compañeros del Festival Supertoon. Directores cinematográficos procedentes de media Europa, ambientes psicotrópicos y algo de alcohol. En mi ruta de vuelta al albergue –que compartíamos con Pepo y su mujer japonesa- recuerdo dos imágenes: el amenazador arcángel Miguel señalándome desde el techo de la Catedral de San Jacobo con su lanza dorada y la terraza inspirada en los años 20 del Heritage Hotel Life Palace. No me habría importado quedarme a charlar con los fantasmas del pasado en una especie de ‘Midnight in Paris’ de Woody Allen en versión croata. Gelocatil y a dormir.

Tendencias al dente in Croatia

Day 2 Šibenik – Zlarin

Croissants y zumo de uva. Vuelvo a ser persona. Nos dirigimos a visitar algunas islas del archipiélago Kornati que quedan enfrente de la ciudad. Aprendemos la primera lección. Los horarios son meros adornos en una pizarra y la palabra de un croata no es fiable. Perdemos el barco de las 5 islas y nos conformamos con la que mejor pintaba: Zlarin, la isla del coral. Allí pasamos el día entre el azul, el ocre y el blanco del paisaje. Comemos pescado frito y espaguetis con gambas en casa de una abuela entrañable que cocina para los autóctonos. Nos entendemos con señas y le agradecemos su hospitalidad. Un paseo por las montañas y un baño en aguas cristalinas para hacerlo bajar. Me llevo de recuerdo unos elaborados pendientes de coral y plata que por suerte, no veo en días posteriores en las numerosas ‘pseudo-joyerías’ que infestan los cascos antiguos. Me regodeo de mi compra. Por la noche, la gala de entrega de los Premios del Festival Supertoon. Queralt se va con las manos vacías pero lo celebramos de todos modos. Chin-chin.

Tendencias al dente in CroatiaTendencias al dente in CroatiaTendencias al dente in CroatiaTendencias al dente in CroatiaTendencias al dente in CroatiaTendencias al dente in Croatia

Day 3 Trogir-Dubrovnik

Trogir me sorprendió. Renacentista y barroca. Situada en un islote, a media hora de Split, su casco antiguo es un laberinto de callejuelas donde las imponentes plazas se encuentran por sorpresa entre el entramado urbano y el colorido de los patios interiores alegra cada rincón de la muralla. No hay ni pizca de suciedad ni malos olores, cosa que me alegra. Lamentablemente del barrio Gótico de Barcelona no se puede decir lo mismo. Me quedo con las magníficas ventanas barrocas de dos y tres arcos, la Torre del Reloj frente a la Catedral de San Lorenzo y en la misma plaza y dentro del pórtico, la figura de Sant Jordi donde me quedé sentada a sus pies aunque no hacía falta que me salvara de nada. Entre un caballero y un dragón elegiría la segunda opción. Alquilamos un coche y un trayecto de 250 quilómetros se convirtió en un auténtico calvario lleno de colas tremebundas en los peajes, la frontera Bosnia –un mundo aparte- y carreteras sinuosas que ladeaban la inspiradora Costa Dálmata. Al menos la belleza del Mar Adriático me alegraba la vista entre la primera y la tercera marcha. Llegamos a Dubrovnik, extasiadas y de humor algo quebradizo. Los fétidos aromas del puerto y la riada de chanclas dentro las imponentes fortificaciones tampoco ayudaban pero pronto sucumbimos a la magia del lugar. También ayudó un vino en un chiringuito de la muralla a los pies del mar y unas suculentas ostras y mejillones en  Kamenice, un honavar marinero situado en Gundulićeva Poljanaun. Por la noche buscábamos un local más auténtico y después del decepcionante Hemingway Bar encontramos la luz en el Caffe Bar Libertina, un local de tragos fuertes. Dos grappas de más y 487 empinados escalones cuesta arriba. Llegamos por fin a casa.

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Day 4 Dubrovnik- Mostar

Bajo 487 escalones, luego subo 85 más para contemplar Dubrovnik a mis pies: las testas de los tejados, los cuellos de las ermitas y el hormigueo de turistas en cada calle. Tengo agujetas. Siento el poder de Cersei contemplando todo su dominio y un leve instinto asesino agudizado por el extremo calor que nos azota y convierte al ser más indefenso en un Hannibal en potencia. Compruebo lo fácil que es caerse de la muralla en su lado interior –hay trozos donde el muro no lleva ni a la cintura- y rezo para que nadie me importune. Un chino se hace una foto conmigo y su mano se apresa a rodearme la cintura, seguramente presumirá de ligue entre sus colegas. Le digo que sí mientras calculo el ángulo de la caída. Subo 487 escalones más para pillar el coche y nos dirigimos a Bosnia. Ahí empieza la auténtica aventura… Los estragos de la guerra aún son muy presentes en este país balcánico. Se palpa en la metralla de los edificios, el estado de abandono de sus pueblos, las carreteras perdidas con ganado, los autos vintage y el carácter de su gente. Rudas maneras, porte algo chulesco cuando se topan con dos mujeres– nos encontramos al Torrente bosniano en la frontera- y aversión en general hacia el turista – ahí les podría entender, según con quien se topen-. No hablan inglés y desconfían de entrada. Dos horas de ruta hacia ninguna parte y llegamos a Mostar, teóricamente el sitio más turístico del país. Teóricamente. Queralt define la ciudad como “la modelo fotogénica y resultona que en realidad, fuera de los focos, es más bien del montón”. Y le doy la razón. Las vistas del puente reconstruido con los minaretes al fondo son de cuento otomano. En cambio, las pintorescas calles de piedra infestadas de souvenirs de Rusia, Turquía y Marruecos son de un surrealismo extremo. Fuera de ‘Porta Aventura’, la desolación. Y a un solo paso. Volvimos dentro del recinto de seguridad para encontramos un pub decente con gente agradable: el Black Dog donde un joven serbio versionaba canciones de clásicos del rock –hay mucho motero en el país-. Allí conocimos, entre otros hombres, al Voltaire y al Rousseau bosnianos. Hermanos y cómplices. El filólogo Helmar –pintas a Latin Lover- y el profesor universitario Mike de camisa algo más abrochada. Este último, realmente captó mi interés con sus debates filosóficos y sus cánticos rock’n’roll. La noche acabó con fuego y agua. Tres perros callejeros nos acompañaron a dormir.

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in CroatiaTendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Day 5 Mostar- Split

Mañana tormentosa, campo de rayos que añaden dificultad al viaje. Resaca. Llegamos a la frontera y después de una hora de espera conseguimos entrar a Croacia y llegar a Split. El último bastión. El bochorno nos sigue acompañando y el ambiente es irrespirable. Las ruinas de aspecto romano y bizantino de la ciudad son increíbles pero personalmente, no me emocionan. ¿Por qué con las ciudades nos pasa igual como con las personas? Juzgamos del mismo modo. Hay algunas que enamoran o que atraen a primera vista y hay otras que a pesar de ser bellas, aburren o simplemente no interesan. También me doy cuenta, más que nunca, que tengo un problema con las aglomeraciones y siempre estoy a la búsqueda de los oasis donde se respire algo de paz. Queralt ya se había ido a Barcelona y me encontraba sola en plan Marco Polo. Cené de lujo en lo que se podría llamar un sitio foodie croata: el Uje Oil Bar y me estacioné en la Librería Jazz Club Marcvs Marvlvs Spalatensis para acabar el libro de Leopold von Sacher-Masoch, “La Venus de las Pieles” acompañada de un gintonic y bajo la atenta mirada del propietario del local, Tin Bojanić y el resguardo de Marko Marulić, padre de la literatura croata. Allí conocí a una pareja bohemia de Londres y a Karlo un joven artista contemporáneo que me dio su teléfono para cuando volviera. Un pequeño aliciente para una segunda oportunidad, aunque no le prometí nada. Me limité a contestarle con un sonriente “quizás”.

Tendencias al dente in CroatiaTendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

 

Tendencias al dente in Croatia

Tendencias al dente in Croatia

That’s all!

Lara Costafreda y Coordonné, exuberancia tropical

Cultura

Lara Costafreda y Coordonné, exuberancia tropical

Lara costafreda Coordonné

Hay artistas a los que me siento especialmente vinculada. Nos descubrimos y alimentamos mutuamente. Uno busca un portavoz, el otro una inspiración. Y el fruto de esta simbiosis desinteresada crea lazos. Esto es lo que me pasa con la ilustradora (y amiga) Lara Costafreda.

Desde que la entrevisté hace tres años en su casa de Sudanell (Lérida) he visto ascender a esta hacedora de dibujos en acuarela hasta convertirse en una referencia en el ámbito de la ilustración de moda. La lista de colaboraciones para las grandes firmas es interminable: Prada, Alexander McQueen, Marc Jacobs, Carolina Herrera, Hermès… Así como sus apariciones en los medios y su constante labor creativa a través agencias y publicaciones. Sin duda, vive un momento dulce.

Hace unos meses, Lara me invitó a formar parte de uno de sus últimos proyectos: la nueva colección de papeles pintados para la firma Coordonné de Barcelona. Esta empresa familiar apuesta cada temporada por los nuevos talentos para elaborar una propuesta colorista que rompa moldes. En el caso de Lara, la exuberancia tropical es la palabra clave para entender esta colección provocativa y contemporánea. ¿Y cuál fue mi aportación? Como decía al principio: ejercer de mecenas juntamente con otros poetas y escritores catalanes que respaldaron y difundieron esta unión.

Estas fueron mis palabras para Lara Costafreda y Coordonné.

“El imaginario de Lara Costafreda no conoce límites. La artista se mueve entre el mundo onírico y el real a través de paisajes naturales con presencia de elementos orgánicos que rozan el surrealismo a través de la técnica de la acuarela. Lara consigue reavivar la flora y la fauna más salvaje y la introduce airosamente en el hogar aportando una visión creativa –y atrevida- de la concepción tradicional del papel pintado. Viste, alegra y denota carácter más allá de los convencionalismos. Papeles que florecen para dar una nueva vida a tu hogar. cheap car rent Esta es sin duda la huella de Lara Costafreda.”

La nueva colección de Coordonné by Lara Costafreda, que ya está a la venta, se presentó en primavera en la terraza Hotel Cotton House. Estas son algunas de las instantáneas…

Lara Costafreda Coordonné

Lara Costafreda Coordonné

Lara Costafreda CoordonnéLara Costafreda Coordonné

Lara Costafreda Coordonné

Lara Costafreda Coordonné

Lara Costafreda Coordonné

Lara Costafreda Coordonné

Agradecimientos:

Lara Costafreda y Coordonné

Fotos: Marc Medina

Deja Que La Pasion Te LLeve

Cultura Eventos

Deja Que La Pasion Te LLeve

Clio Boa Mistura

¿Qué hacen cinco cabezas, diez manos y un solo corazón? La respuesta está en el titular. Tras su paso por Madrid, el equipo multidisciplinar Bo Mistura aterrará este fin de semana en Barcelona para protagonizar una singular exhibición de arte en vivo y en directo. El lienzo de esta muestra efímera será la decoración de una fachada en desuso que contará con la participación de todos los asistentes que quieran participar en el proyecto. En este singular evento tampoco faltará su habitual medio de transporte: un colorido Renault Clio, customizado especialmente por los artistas fruto de la colaboración entre el colectivo madrileño y la firma automovilística.

Este evento forma parte de un roadshow que está llevando a cabo Boa Mistura por 6 ciudades de la Península a lomos del nuevo Renault Clio. Ambos les unen la pasión por el arte y el amor por este estilo de vida libre y bohemio. “Entendemos nuestro trabajo como una herramienta para transformar la calle y crear vínculos entre las personas”, aseguran los chicos de Boa Mistura. La ciudad es su taller en movimiento y con esta máxima alumbran todos sus proyectos. El grupo artístico nació en el año 2011 cuando 5 amigos decidieron crear un proyecto cimentado sobre el arte urbano. Los unió el grafiti y, desde entonces, Javier Serrano Guerra, Pablo Ferreiro Mederos, Pablo Purón Carrillo, Juan Jaume Fernández y Rubén Martín de Lucas han llevado a cabo proyectos internacionales en países como Sudáfrica, México, Argelia o Serbia.

Barcelona será la segunda parada del viaje tras su arranque en Madrid, pero será la primera en la que los artistas dejarán huella en la ciudad con el mural pintado. Anímate a participar en esta evento de contagioso arte urbano y deja tu huella también en las redes sociales con el hashtag #DejaQueLaPasionTeLleve. Por cierto, el Renault Clio pintado en directo durante el evento madrileño será subastado a finales de año en la capital y el dinero recaudado se destinará a fines sociales vinculados con la decoración de zonas urbanas.

LINK: https://bitly.com/PasionPorClio

Clio Boa Mistura

Clio Boa MisturaClio Boa MisturaClio7

Clio Boa Mistura

Clio Boa Mistura

¡No te pierdas esta cita con el arte y el motor!

¿Quiénes? El arte urbano de Bo Mistura en colaboración con Renault Clio

¿Cuándo? Sábado 20 y domingo 21 de Junio

¿Dónde? Calle Pallars de Barcelona

Horarios: 10h a 2h y de 17-21h

Más información en www.pasionporclio.es

Rec.011, un festival para comérselo

Cultura Eventos Foodie Shopping

Rec.011, un festival para comérselo

recstreet4

Alimenta la vista y el gusto. Se come, se bebe, se saborea y se disfruta. Sólo o acompañado. El menú dura cuatro días, la digestión unas semanas cuando te das cuenta que sólo lo podrás degustar dos veces al año -la próxima en noviembre-. El Rec.0 Experimental Stores – que llega a la decimo segunda edición con la etiqueta Rec.011– es un gran festival de moda, gastronomía y cultura que no conoce sus límites. Al menos por ahora.

Durante cuatro días, más de 70 pop up stores se instalaron en las antiguas curtidurías del barrio del Rec de Igualada convirtiéndose en el núcleo de atracción de esta iniciativa ya consolidada desde hace varias ediciones que ofrece descuentos salvajes de grandes marcas de moda en entornos singulares de gran legado patrimonial. Una oferta atractiva para aquellos cazadores de gangas. El circuito comercial se complementó con actividades culturales como música y talleres para entretener a un público familiar que mayoritariamente asiste para comprar, pero también quiere pasar un buen rato after shopping.

En paralelo a la actividad frenética de las tiendas efímeras, el Rec.0 Experimental Stores ha cedido el protagonismo a su hermano pequeño que ha sacado músculo apelando al apetito de los asistentes: el Rec Street Food. En esta edición, esta iniciativa gastronómica de calidad se integró con más de una trentena de food trucks repartidas por varios puntos del circuito comercial creando núcleos de comida al aire libre para todos los gustos y apetitos. También se organizó una jornada que reunió a varios talentos culinarios como el chef polifacético Koldo Royo, la reconocida Ada Parellada, el new talent David Andrés –mejor chef menor de 30 años de la Península Ibérica- y la coolhunter gastronómica, Alba Yañez, editora del magazine Plateselector. A mí me tocó moderar estos grandes de los fogones con un debate centrado en el fenómeno de las food trucks –comida sobre ruedas-y el street food –comida al aire libre-, dos tendencias precisamente muy visibles en el Rec.011. Un encuentro que se complementó con la presencia de foodies e influencers de Barcelona que dinamizaron, en directo y a través de las redes sociales, la segunda edición del Rec Meeting –ese espacio para la reflexión.

Aquí os dejo la crónica visual.

¡Bon appétit!

 

recstreet5Rec Street Food

Rec Street FoodRec Street Food

Rec Street FoodRec Experimental Stores by Tendencias al denterecstreet6Rec Street Food

 

Rec Street Food

recstreet1

[STREET STYLE REC.011]

Blazer y camiseta: Sita Murt

Tejanos: Levis

Zapatos: Ash Italia

(todo adquirido en el Rec Experimental Stores)

recstreet3

Agradecimientos:

– Organización Rec.0 Experimental Stores

– Fotos: Iulia Pironea y Marc Vila (fotógrafo Rec.011)



 

[STREET MIND] Is there life?

Cultura Eventos Street Mind

[STREET MIND] Is there life?

Street Mind by Tendencias al dente

En el interior,

En el exterior

En la Tierra

o en Marte –como se preguntaba David Bowie

¿Hay vida?

Quizás. Las apariencias engañan y lo que a primera vista parece vacío o abandonado puede albergar en sus entrañas una gran actividad interior. La cuestión es saber discernir obviando los juicios superficiales. Sin velos en los ojos ni muros en la cabeza.

Mayoritariamente, lo decadente me atrae. Admiro la belleza de la asimetría, la fuerza de los espacios desangelados y la singularidad de los rincones inusuales que esconden historias que el paso del tiempo ha cicatrizado hasta dejarlas en el olvido. Ahí hay un poder magnético que me tira hacia abajo como un imán buscando su otro polo opuesto. Mis pulsaciones se aceleran y mi mirada se humedece en un atisbo de miedo y excitación por lo desconocido.

¿Hay alguien ahí? Exclamo en voz alta. Silencio. Ayer el traqueteo de las máquinas marcaba el ritmo de la producción de esta vieja adobería situada en el pintoresco barrio del Rec de Igualada. Hoy estoy yo sola recorriendo sus vestigios mientras dibujo las voces del pasado. ¿Y mañana? Es una incógnita. Lo que sí que os puedo asegurar es que muchas de estas viejas fábricas en desuso cobraran vida del 3 al 6 de junio para albergar las tiendas efímeras del Rec.0 Experimental Stores, una iniciativa que rompe esquemas mezclando música, gastronomía y cultura en un entorno industrial que revaloriza el legado patrimonial de antaño. En esta ocasión, las máquinas serán substituidas por percheros, los curtidores por consumidores y las pieles por prendas. Una forma de vida que da paso a otra.

¿Y mañana?

Street Mind by Tendencias al denteStreet Mind by Tendencias al denteStreet Mind by Tendencias al dente

Street Mind by Tendencias al dente

Street Mind by Tendencias al dente

Street Mind by Tendencias al dente

Street Mind by Tendencias al denteStreet Mind by Tendencias al dente

Street Mind by Tendencias al dente Street Mind by Tendencias al dente Street Mind by Tendencias al dente Street Mind by Tendencias al denteStreet Mind by Tendencias al dente Street Mind by Tendencias al dente Street Mind by Tendencias al dente

[STREET STYLE]

Camisa y shorts: Maje

Zapatos: Clarks designed by Orla Kiely 

Medias: Wolford (Flavia Tights)

Diadema: [eliurpí]

Gafas: Germano Gambini. Colección ‘I Leggeri’ a la venta en Óptica Bassol

Street Mind by Tendencias al dente

Agradecimientos:

– Organización Rec.0 Experimental Stores y Estudi Ribaudí (cesión adobería)

– Fotos: Iulia Pironea

Street Mind by Tendencias al dente