Belleza, Gastronomía, Slideshow, Un plan para 2

ECO, ECO!

No os voy a engañar si existe un amor recíproco entre Mas Salagros y yo. Creo que a estas alturas de la película es más que evidente y más, si seguís mi Instagram. Perderse un fin de semana en Vallromanes en el primer destino 100% ecológico de la Península tiene un precio, pero este resulta asequible si se tiene en cuenta lo que uno recibe a cambio: una experiencia sensorial totalmente gratificante que alivia del estrés de las rutinas laborales. Mi recomendación: disfrútalo con tu pareja para compartir esa intimidad anhelada que no encuentra sus momentos entresemana.

Ubicado en plena Serralada Litorial, Mas Salagros se extiende en un amplio recinto coronado por una antigua masía fechada en 1497 conocida como Can Sala Gros. El nombre inspiró la creación de lo que es hoy el primer Ecoresort 100% ecológico. Eso quiere decir que el complejo está comprometido con el medio ambiente, respeta las políticas de sostenibilidad y garantiza la procedencia ecológica de todos sus productos (gastronomía, decoración, materiales…). Somos asiduos a este espacio de relax y confort y, de hecho, no hay temporada que no lo visitemos ya sea para participar en los Slow Markets que coinciden con las estaciones del año, o bien, para experimentar en primera persona todas las novedades que impulsan desde este alojamiento premium.

Este año, Mas Salagros ha renovado parte de sus instalaciones. En concreto, las suites exteriores que rodean la piscina. Estas nuevas habitaciones cuentan con techos de bioclimatismo, cubiertas vegetales que ayudan a reducir el consumo energético. En su interior, se ha reorganizado la disposición de los elementos para crear pequeñas estancias que mantienen ese diseño rústico que invita al confort. También ha mejorado el baño que ahora cuenta con una gran bañera de micro cemento, plato de ducha y detalles en piedra y madera. El detalle: los amenities (productos del baño) son todos ecológicos.

Cada temporada, Mas Salagros renueva las cartas para ofrecer mayor diversidad culinaria que varía en función de la temporada. La esencia es la misma: cocina mediterránea elaborada con productos frescos de proximidad. Destaco las sabrosas tapitas del Gastro Wine Bar, un espacio que mantiene la misma filosofía ecológica de Mas Salagros con platos y aperitivos más desenfadados. Vale la pena descubrir cada temporada los vinos que tienen de productores locales. ¡Siempre consiguen sorprenderte! Para platos más sofisticados, la mejor opción y la que os recomiendo es el Restaurante 1497 con un menú degustación buenísimo. El chef Beniamino Campolo (Beni, para los amigos) siempre sorprende con sus exquisiteces de temporada. Beni, mi plato preferido sigue siendo el huevo de corral sobre parmentier de patata y daditos de papada de cerdo. ¡Es orgásmico! El compañero perfecto a los platos de Beni es Pedro, el sommelier que te explica con una pasión contagiosa cada vino ecológico que compone el maridaje. Sin pretensiones ni excesos. ¡Da gusto oírte Pedro! Por último, en el apartado gastronómico una última recomendación: estás obligado a probar el magnífico desayuno. No te vayas de Mas Salagros sin probar el yogurt casero con un poco de miel. ¡Ya me cuentas tu experiencia si lo has probado!

Una experiencia vegana en AIRE Vallromanes

Lo último en wellness son los tratamientos veganos. Y visto el éxito, los centros AIRE Ancient Baths han prolongado durante otoño uno de sus rituales más solicitados del momento: The Vegan Experience by AYUNA. En mi visita a Mas Salagros, tuve el placer de disfrutar de este tratamiento innovador que comienza con una exfoliación corporal con luffa orgánica realizada sobre una cama de mármol caliente y que continúa con un masaje hidratante de 45 minutos en el que se trabaja con la fórmula vegana de la firma Ayuna. Aunque, la exfoliación me molestó un poco en las zonas más sensibles del cuerpo, el resultado fue muy positivo. Noté la piel revitalizada y de tacto mucho más sedoso. El masaje también me ayudó a hidratarla bien y a librarme de las tensiones acumuladas. Este tratamiento se complementa con un té de menta y un breve recorrido por los baños termales con distintas estancias a diferentes temperaturas. Te lo aseguro: quedas como nuevo.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.