Gastronomía, Lifestyle, Un plan para 2

Hotel Tapa Tour

Me entusiasman las iniciativas que, por el motivo que sea, dan a conocer los hoteles urbanos que a primera vista parecen inalcanzables para la mayoría. Superada la entrada con el cartel multi estrellado, que indica la categoría, se abre ante ti un universo que abraza todo tipo de comodidades con ambientaciones bien diferenciadas que van desde el restaurante hasta la terraza. Del lujo sobrio al más exótico. Si el gancho de esta conexión es la gastronomía, la invitación para entrar se hace evidente. La última excusa: el evento gourmet Hotel Tapa Tour.

Hotel Tapa Tour llega a su tercera edición manteniendo su espíritu: la reivindicación de los hoteles como puntos de encuentro gastronómicos para los que saben apreciar la alta cocina. Una iniciativa que se celebra en Madrid y Barcelona durante el mes de mayo y en la que participan una veintena de hoteles de 5 estrellas a través de la tapa que ejerce como símbolo de nuestra cultura gastronómica y nexo de la propuesta culinaria. Así, cada alojamiento compite para ofrecer el mejor bocado a los comensales que pueden degustar la tapa a concurso junto a su maridaje, habitualmente con vino o cava por un precio que oscila entre los 7 y los 9 €, con bebida incluida.

Hotel Tapa Tour también ha creado varias rutas de tapas de autor para explorar las propuestas gastronómicas por zonas en las que puedas ir a tu aire con recorridos ágiles y amenos por la ciudad con un programa que ejerce de guía práctica.

De ruta por La Dreta del Eixample

Elegí la ruta del ensanche barcelonés formada por tres hoteles con sus respectivas tapas. La primera parada fue en The One Barcelona donde accedí a la última planta para conocer el ambiente de lujo atemporal del Mood Rooftop Bar. Allí nos esperaba el primer bocado: la Paella The One que consiste en un arroz crujiente de sepietas con alioli de perejil. “Es importante que el arroz quede bien crujiente y un punto socarrat, así es como nos gusta”, detalla el chef Miguel Muñoz autor de la tapa. Acompañaba esta exquisita paella una copa de vino blanco de la D.O. Rueda: Hermanos Lurton, Sauvignon Blanc 2016. Tanto la presentación de la tapa, la atención y el espacio del interior y el exterior de la terraza conforman un entorno de calma que invita al deleite de este bocado tan autóctono. Todo por 8 €.

Cruzamos dos calles más abajo del ensanche barcelonés para visitar el restaurante Mr. Kao alojado en el Hotel Claris. En un entorno inspirado en la época dorada de los clubs privados de Shangai, nos esperaba la segunda tapa: dos croquetas de arroz y bechamel coronadas, por una loncha fina de lubina del mediterráneo y cebollino, como si fueran nigiris. La firma el chef Daniel Hernández: “Es un guiño a la cocina española y a su vez a la cocina oriental en una tapa fusión”. Y añade: “Se come con los dedos y de un solo bocado”. La marida una copa de cava bien frío. Todo por 9 €.

Por último, la tapa del OD Barcelona marcó el punto final de la ruta. Se servía dentro del restaurante especializado en hamburguesas deluxe que hay situado en la planta baja de este alojamiento de estética cosmopolita y urbana. Esta es la tapa que menos comprendí in situ, quizás por la presentación que me descolocó de entrada: una taza de café de la firma Alma alojaba lo que sería el capuchino Thai de gamba roja con huevo poché y espuma de bechamel. Es evidente que a simple vista parecía un cappuccino, pero cuando lo degustabas descubrías todos los ingredientes de la tapa mezclados a través de distintas texturas. Un experimento del chef vasco Iñaki Marculeta maridado con una copa de vino blanco. Esta tapa no la acabé de disfrutar, a pesar de estar sabrosa. Quizás por incomprensión o porque simplemente, no estoy acostumbrada a que el marisco me lo sirvan de esta manera. Las gambas, mejor si las veo enteras, pero no escondidas entre un sustancioso jugo. Cuestión de manías personales y aquí culpo la escena de la cena de marajás que recuerdo de ‘Indiana Jones y el Templo Maldito’, llena de macabras “sorpresas”. Algo que por suerte no le pasa a la tapa que insisto, está rica. Cuesta 8 €.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.