Creadores Shopping

Les Topettes, el festín de las fragancias

¿A qué huele una femme fatal o un orgasmo? Dos de las apuestas de la marca Etat Libre d'Orange.
¿A qué huele una femme fatal o un orgasmo? Dos de las apuestas de la marca Etat Libre d’Orange. Foto: Marc González Camps

Oriol huele a bergamota, a cítrico. Lucía a miel y rosas. Un cocinero e interiorista y una periodista que han unido esencias para crear Les Topettes, un espacio singular dónde se rinde homenaje a la nariz con una delicada selección de marcas ‘nicho’, sólo apta para sibaritas.

Situada en pleno Raval de Barcelona, Les Topettes sirve en bandeja jabones, perfumes, velas aromáticas y productos de cosmética orgánica que entran por la vista y embriagan el olfato creando una atmosfera limpia y relajada aunque con un punto narcótico que atrapa al que se deja guiar por la sutilidad de los aromas. Bienvenido al festín de las fragancias.

Les Topettes ofrece una exquisita selección de perfumes, jabones, velas y cosmética orgánica.
Les Topettes ofrece una exquisita selección de perfumes, jabones, velas y cosmética orgánica. Foto: Marc González Camps

1969 marca el inicio de Les Topettes…

‘1969’ es el perfume preferido de Lucía. Es de una marca francesa, Histories de Parfums que crea fragancias exclusivas inspiradas en personajes históricos. Ella es de Gijón y lo compraba en una tienda especializada. Cuando se mudó a Barcelona no hubo manera de encontrarlo y como se encaprichó de ese olor, decidimos montar Les Topettes, nuestro espacio dedicado a la perfumería de autor.

¿Y a qué huele 1969?

‘1969’ es un perfume unisex y representa el año más sensual, el de la revolución sexual. Contiene notas de melocotón, chocolate intenso y almizcle blanco que evoca erotismo, voluptuosidad…

Un festín de aromas y fragancias sin olvidar la vista. Decoración cuidada al detalle.
Un festín de aromas y fragancias sin olvidar la vista. Decoración cuidada al detalle. Foto: Marc González Camps

Muy tentador… Oriol, has pasado de oler pucheros a oler fragancias. ¿Un gran cambio olfativo?

No creas. La nariz de un chef es parecida a la de un perfumista. Está entrenada para asimilar olores como el de las especias: el clavo, la canela… y el de otras fragancias presentes en la cocina como las frutales o las herbales. El perfume de autor es como el plato especial del chef: ingredientes conocidos se mezclan de forma muy personal creando una combinación única.

Por lo tanto, ¡ofrecéis un festín para la nariz!

¡Podría llamarse así! –se ríe-. En los perfumes de autor, la materia prima es de calidad. La forman esencias puras. El nardo por ejemplo –olor que reconoce que le encanta- huele a la flor del nardo, nada de sucedáneos. También hay detrás, el talento creativo de cada perfumista. A partir de ahí es evidente que también repercuta en el precio.

No os olvidáis tampoco de la vista.

Para nada. Los productos siempre entran por la vista. Todas las marcas tienen un elaborado packaging que no pasa desapercibido. Además a Lucía y a mí nos gusta mucho el diseño y cuidamos al detalle cada rincón de la tienda. Aquí tenemos de dar las gracias también a nuestos amigos de Fusta’m, otro espacio digno de ver.

Oriol me explica las historias que hay detrás de cada marca de perfumes.
Oriol me explica las historias que hay detrás de cada marca de perfumes. Foto: Marc González Camps

Perfumes originales y exclusivos. No hace falta ser Madonna o Rossy de Palma para oler diferente…

Por supuesto. Cada vez hay más famosas que apuestan por crear su propio perfume pero en Les Topettes también tenemos una variedad de fragancias poco frecuentes de marcas no tan comunes –en España-  que seguro que llaman la atención como es el caso de Robert Piguet, L’Artisan Parfumer, Lubin

He visto fragancias de orgasmo, de femme fatal…. ¿eso no atraerá ‘las moscas’?

Son creaciones de la marca francesa l’Etat Libre d’Orange, ¡les enfants terribles de la perfumería! Rompen tabús y crean olores de todo tipo, evidentemente inspirados en cada temática. El perfume de orgasmo contiene leche, coco, con notas metálicas –a mi me recuerda al sabor de la sangre- y el de la femme fatal a cuero.

Los franceses son los maestros perfumistas.

Ellos tienen mucha cultura del olfato. Aquí en general no lo apreciamos tanto aunque sin duda hay perfumistas que despuntan como Oliver Valverde de Oliver&Co que experimenta y crea esencias puras y olores poco convencionales. ¡Tiene hasta un punto alquímico! En la colección de este año mezcla el jengibre con el incienso… ¡huele esta fragancia! ¿No te recuerda al olor del cuero recién curtido?

Bodegón de algunos de los productos más representativos de Les Topettes.
Bodegón de algunos de los productos más representativos de Les Topettes. Foto: Marc González Camps

¡Vaya! Es extraño pero agradable. Dicen que el olfato es el sentido ignorado…

¡Es una lástima y eso que para mí es el sentido más sensorial! El olfato te transporta al pasado, aviva muchos recuerdos de hace años por ejemplo de tu infancia, de tu familia, de una chica que fue especial…

¿Qué olores te recuerdan a tu infancia, a una mujer o a algo desagradable?

El olor a higo me recuerda a mi infancia. De pequeño jugaba a futbol y en el patio teníamos una higuera. Aquí tenemos un perfume de higo de la marca Dyptique. ¡Es embriagador! La feminidad la relaciono con las fragancias florales como el nardo o el jazmín. Por otra parte ¡detesto el salfumán pero afortunadamente no es ninguna fragancia! De momento.

Las tendencias en perfume son efímeras…

La gente se perfuma a su aire porque el olor tiene que enmarcar a la persona y escoger una fragancia es algo íntimo. Te perfumas para ti, no para los demás. Es como un complemento más. Si que por norma general en verano se escogen los perfumes más cítricos, herbales, con flores blancas y, en invierno se prefieren los especiados, la madera o las fragancias más intensas pero, hoy en día todo vale.

Les Topettes, un espacio singular dónde se rinde homenaje a la nariz con una delicada selección de marcas ‘nicho’, sólo apta para sibaritas.
Les Topettes, un espacio singular dónde se rinde homenaje a la nariz. Foto: Marc González Camps

Notas de cabeza, notas de corazón, notas de fondo… ¿desde que se inmortalizo en el cine ‘El Perfume’ de Patrick Süskind estamos más sensibilizados con ese arte?

Si, puede ser. La gente que viene pregunta más y se flipa con la mezcla de fragancias.

¿No serás ningún asesino en serie? Lo digo porque en el Raval ya había una vampira…

No –se ríe- de momento no. Mmm el perfumista del Raval… suena bien.

No entraré a la trastienda. Me huelo lo peor.

————————————————————————————

Les Topettes. Calle Joaquim Costa 33. Barcelona

Periodista de moda y tendencias. Desnudo al que viste.

Escribe un comentario