Costes Restaurant_tendencias al dente

Budapest se está convirtiendo en una de las capitales europeas con más potencial gastronómico. Más allá de sus encantos arquitectónicos, de sus históricos balnearios, de sus maravillosas vistas al Danubio y de sus animadas noches, la capital húngara alberga su faceta más lujosa con exclusivos restaurantes de cocina creativa que fusionan tradición con experimentación.

Uno de estos restaurantes es el Costes Restaurant –situado en la calle Ráday número 4, cerca del Mercado central y del Puente de la Libertad- el establecimiento abanderado de traer la primera estrella Michelin al país en 2010, dos años después de su fundación bajo el timón del chef portugués Miguel Roche Vieira. Costes irradia sofisticación y refinamiento en su totalidad desde el momento en que cruzas la puerta acristalada que da acceso a un ambiente apacible. Y no descuida el más mínimo detalle. Desde su ‘escaparate’ donde se aprecia la profundidad del espacio con sus mesas impecablemente montadas con una tenue iluminación, al exquisito servicio –atento sin ser excesivamente invasivo-, y a la delicada presentación de sus platos siempre con el objetivo de sorprender al comensal, a mí al menos me asombró. Al frente de los fogones, Eszter Palágyi, declarada Chef del Año de Hungría en 2016- es la actual encargada de crear la cocina de autor con productos húngaros, sabores bien definidos y un toque innovador, sin excesos.

Visité Costes Restaurant con mi pareja, la noche de la víspera de Reyes cuando, lejos de las tradicionales Cabalgatas repartidoras de ilusiones infantiles, decidí hacer un regalo a mis papilas gustativas igual de pequeñas y exigentes. Probamos el menú degustación de cuatro platos con postre incluido, maridados con excelentes vinos húngaros seleccionados por el sumiller del restaurante.

Costes Restaurant_Tendencias al dente

A continuación os detallo el menú:

Entrantes

Una ensalada de cangrejo de río con raíz de salsifí y castaña maridada con Pinot Grigio- Orbán Pince, Badacsony 2015. Luego un delicioso hígado de pato con Tokaji Aszú marinado, arándanos y bayas marítimas. Éste plato iba acompañado con un sorprendente rosado Gemini Rosé- Bencze, Badacsony 2013. ¡Totalmente recomendable!

Primeros

Un cremoso ravioli con yema de huevo y trufa acompañado del vino Ezerjó – Miklósi Csabi, Mór 2015. Se deshacía al paladar…

Segundos

Ante la eterna duda, escogimos carne y pescado. Del mar vino la trucha cocida a fuego lento con huevas y calabazas con Vision Cuvée – Holdvölgy, Tokaj 2014. De la tierra, los mini solomillos de vaca con alcachofa de Jerusalén, arándanos y nuez verde maridados con Cabernet Franc Selection – Iványi Zsófi, Villány 2009.

Postres

Guardamos un último rincón para los postres. El original Walk in the Forest con una curiosa interpretación de un bosque a base de café, chocolate y praliné maridado con Eszencia – Sárga Borház, Tokaj 2007. Y la nota cítrica la puso un sarcófago de limón caramelizado con lima y naranja china acompañado de Furmint – Barta Pince, Tokaj 2010.

Y para acabar…

Para finalizar esta maravillosa experiencia gastronómica nos ofrecieron unos pequeños chocolates cortesía de Costes Restaurant. ¡Indescriptiblemente buenos!

Costes Restaurant_tendencias al dente Costes Restaurant_tendencias al denteCostes Restaurant_Tendencias al dente

Costes Restaurant_tendencias al dente Costes Restaurant_tendencias al denteCostes Restaurant_tendencias al dente Costes Restaurant_tendencias al dente Costes Restaurant_tendencias al dente Costes Restaurant_tendencias al dente Costes Restaurant_tendencias al dente Costes Restaurant_tendencias al dente

Fotos: Dalmau