Cultura, Eventos, Foodie

Verano en blanco

Aire libre, música en vivo, tiendas de marcas autóctonas, artículos de artesanía, delicatesen de la tierra, foodtrucks, terracitas con encanto, pasarelas, zonas para niños… En verano uno se presta a consumir ocio, cultura y gastronomía en espacios abiertos donde se puede descubrir y experimentar de manera más relajada mientras se recorre la zona paso a paso, sin prisas.

Esto mismo hice yo la semana pasada en el White Summer de la Costa Brava que celebra su quinta edición desplegando su mejor versión de sí mismo. Aunque era mi primera vez, este festival, situado en la Masía Mas Gelabert de Pals, logró sorprenderme con una buena selección de propuestas familiares para salir de la rutina los fines de semana de verano.

Lo que me gusta del White Summer es esa mezcla de conceptos contrapuestos que se experimenta des del primer momento: campo/ciudad, artesanos/marcas consagradas, prendas innovadoras/mercadillo vintage, deliciosas tapas/pica-pica alternativo… bajo un mismo estilo de vida relajado, saludable de ritmo lento y libre. El famoso slow life.

Si os pasáis por el festival, que estará abierto hasta el 20 de agosto, no os perdáis la tranquilidad, las vistas y la copita de cava que ofrece la terracita de Anna Codorniu dentro de la masía ni el menú del chef Paco Pérez con tres estrellas Michelin. Si os gustan las anchoas, podéis degustar los montaditos de Anxoves de l’Escala con su producto autóctono y 100% natural.

Por último, si queréis ir de shopping, tienen una visita (casi) obligatoria: los bikinis de Camila Mediterranean Swimwear y las joyas contemporáneas de Maria Pascual. El resto, os dejo que lo descubrís vosotros mismos…

¿Os parece un buen plan para comerse la tarde?

 

Agradecimientos:

Fotos: chicken_panic

Josep Forés, RRPP del cava Anna Codorniu

White Summer 2016

Periodista de moda y tendencias.
Desnudo al que viste.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.