500 tweets, 100 posts en Facebook, 10 noticias en la web, 3 idiomas y 1 Community Manager  al frente de todo. De esta manera se podría resumir una intensa semana de trabajo con mi móvil y un ordenador de batalla como armas diarias para sobrevivir a las interminables jornadas entre bambalinas. Por delante, por detrás, por dentro, por fuera… ¡Descubre algunas de las curiosidades de la pasarela catalana y otras anécdotas vividas en la piel de la Social Media del 080 Barcelona Fashion

Jon Kortajarena a las 10 de la mañana, antes del desfile de Mango

Jon Kortajarena a las 10 de la mañana, mucho antes del desfile de Mango

Día 1. 156 metros de pasarela

¡156 metros de pasarela! Un cuadrilátero eterno que envuelve los yacimientos del Centre Cultural del Born y por el que l@s modelos tenían que desfilar una treintena de veces. Carla Crombie me lo comentaba en el backstage, para ella “era todo un reto, nunca se había enfrentado a semejante desafío”. Aunque la dificultad no radicaba en el miedo en caer a las ruinas – lo cual era muy improbable- sino en el de tropezar calzada a 20 centímetros de altura y abalanzarse al público a causa del reducido espacio de desfile. Seguramente a más de uno no le hubiera importado que se le cayera un ‘ángel’ de la pasarela…

Hablando de estos seres inmaculados, este año el 080 Barcelona Fashion ha estado plagado de ellos. Doutzen Kroes que nunca llegó a pisar la Ciudad Condal, Sara Sampaio (madrina de Morellato) y una descafeinada Alessandra Ambrosio que desfiló en exclusiva para Mango y a la que no le vimos arrancar ni una sonrisa. Lo que sí nos mostró -discretamente- fue el culete, esta imagen de mi Instagram lo demuestra.

¡Y qué decir de la fiesta de Mango! Gente guapa como Jon Kortajarena (al que pillé desprevenido por la mañana), caza-talentos, trendsetters… con copas de Moët&Chandon, stilettos y bolsitos de Chanel. A la hora qué me presenté, (hacia la medianoche) quedaba el último reducto fashion bailando al ritmo de las Spice Girls y un ‘Saturday Night’ de Whigfield al que pocas personas conocían la mítica coreografía. ¡Quizás sí que han vuelto los 90’s… para algunos!

Cuatro canapés, dos copas y un taxi. Zzzzz…

Momento Epi&Blas en una comida con la blogger Anna Ponsà

Momento Epi&Blas en una comida con la blogger Anna Ponsà

Día 2. Frío polar y esquiadores urbanos

En el Centre Cultural El Born pasamos frío desde primera hora de la mañana. El entorno es de lujo (eso es innegable) aunque no es el más adecuado para fashionistas sin medias y modelos en ropa interior. ¡Sinfonías de estornudos y toses secas! Suerte de las mantitas que se facilitaron para tapar las piernas del front row. A más de uno ya le daba igual estropear su cuidadoso street style con el logo del 080 estampado en una tela negra.

Krizia Robustella ya se imaginó el microclima polar exterior más allá del templado backstage y convirtió la pasarela en una pista negra llena de esquiadores con sus morenos de montaña y destellos fluorescentes. Una temática similar inspiró, días más tarde, la nueva colección de Punto Blanco aunque en el caso de la marca textil, los modelos desfilaban en ropa interior. ¡Eso es coraje! Por último, el jueves, Miriam Ponsa nos trajo del Himalaya a sus abrigados sherpas en una exquisita composición visual y sonora que nos hizo olvidar los estremecimientos matinales.

A resaltar la comida del martes en el delicioso catering que nos preparó La Roca Village en la presentación del concurso ‘Barcelona Designers Collective’. Cuando llegué ya no tenía sitio y comí de forma improvisada con la blogger Anna Ponsà encima de la tarima. ¡Tuvimos nuestro momento Epi&Blas durante el postre! Con la comida sí se juega.

En el desfile de Desigual me cayó mejor Irina Shayk. Llegó, desfiló, sonrío y venció. ¡Una conquista más para la top rusa!

River Viiperi me reta a hacer el pino conjunto. No nos va el típico postureo.

River Viiperi me reta a hacer el pino conjunto. No nos va el típico postureo.

Día 3. Potente bestiario

Ratones, ciervos, yetis y una ‘Perla’ escondida dentro del bolso de Pilar Pasamontes. Lo confieso: ¡me encantan los animales en las pasarelas! Me sorprenden, me incitan y me obligan a caminar por el lado más salvaje de la vida (en referencia a Lou Reed, presente en el desfile de Aldomartins).

Txell Miras se llevó la palma con sus cabezas de taxidermia vivientes que coronaban las testas de algunas modelos. Ratones negros y ciervos blancos moviéndose al compás de la música electrónica. ¡La extraña pareja! Albéniz nos trajo por su parte, a los hombres de las nieves con frondosos pelajes más allá del blanco nuclear y Custo Barcelona también presentó espectaculares abrigos peludos con estampados que me recordaban a la vistosa piel de los animales venenosos. ¡Atracción fatal!

La jornada bestia acabo del revés con el modelo River Viiperi (actual pareja de Paris Hilton). Me tentó a hacer el pino en plena calle, las típicas poses no van con este ‘toy boy’ de armas tomar (ni tampoco conmigo). No fue una apuesta, más bien un reto: “a ver quién era más chulo de los dos”. Quedó en empate.

La lluvia nos sorprendió a todos al atardecer y decidí llamar a Josep para qué me trajera a casa en taxi. De camino, me contó que tenía un sueño: el de vender su finca familiar en L’Ametlla del Vallès para dar la vuelta al mundo. Dejarlo todo temporalmente para vivir su propia aventura. ¡Qué idealista! Yo con dormir 5 horas ya me daba por satisfecha…

Dalianah Arekion y Maria Almenar representando una batalla de Star Wars

Dalianah Arekion y Maria Almenar representando una batalla de Star Wars

Día 4. El lado oscuro

Jueves fue el día de los contrastes. El de las luces y las sombras. El blanco y el negro. Las travesuras en el backstage con el abatimiento general por los quilómetros recorridos y el machaque cerebral. Así lo representamos la top Dalianah Arekion y yo con un homenaje surrealista a Star Wars: Obi Wan Kenobi vs Anakin Skywalker. Ya sabéis como acaba…

Esa dualidad se experimentó también en la pasarela. Manuel Cruzcastillo apuesta por el binomio blanco-negro para crear un diálogo con su fallecido padre. El vivo recuerdo se debate con el dolor de la pérdida. Más explícitos se muestran Zazo&Brull en su colección “The End” dedicada al fin de una etapa y al comienzo de la siguiente. La muerte conduce al nacimiento. Xavier Zazo y Clara Brull lo expresan mediante volúmenes arquitectónicos, detalles románticos y ciertos matices en su primer desfile unisex. Al final del día, los lamentos de Jim Morrison (canción ‘The End’, The Doors) marcan el inicio de la pasarela de Yerse que vuelve a los orígenes para homenajear su 50 aniversario. Inspiración pasada para afrontar el futuro. ¡This is the beginning!

Me debato entre la cama y la Fiesta de Moritz-080 Barcelona Fashion. Escojo lo segundo. ¡La Fuerza me acompaña un día más!

Las vedettes Elena Gadel y Maria Almenar

Las vedettes Elena Gadel y Maria Almenar en la presentación del Premio 080 Barcelona Fashion

Día 5. Pasión cubana

Ducha, aspirina y tapa ojeras. La Santísima Trinidad del renacimiento matinal. Afronto la jornada con el esperado desfile de la genial diseñadora Isabel Toledo, modista de Michelle Obama, entre otros títulos de renombre en el sector. La acompaña su inseparable compañero, el artista Rubén Toledo con un aire que me recuerda a Cantinflas en versión dandy.

Me invitan a su privado fitting room y mientras espero a Isabel, Rubén ultima las ilustraciones que regalará a las modelos del desfile. Con un suave pincel, tinta y mucho arte traza las líneas de las musas que llevarán los vestidos más célebres de Isabel Toledo. ¡No me atrevo a pedirle un retrato por respeto al artista, aunque me muero por abrir la boca! ¡El desfile… sencillamente espectacular! Sin palabras.

Las últimas energías fueron para saludar a la guapísima Elena Gadel – compañera ‘en las ondas’ en el programa Els Imperdibles de Llucià Ferrer– y presentadora del acto de entrega del Premio 080 Barcelona Fashion que ‘cantó’ el nombre de Georgina Vendrell como mención especial y a Josep Abril como ganador de la mejor colección. ¡La verdad es que fue una de las más atrevidas del diseñador! Con Gadel –a la que guardamos cierto parecido- me quedé en plan vedette honrando el logo de lo que ha sido mi trabajo por tercera vez.

¡Una vez más, gracias por la confianza! Buenas noches.

Maria Almenar con los dibujos que Rubén Toledo dedicó a las modelos

Maria Almenar con los dibujos que Rubén Toledo dedicó a las modelos